​Cómo organizar tu tiempo si estudias una carrera vespertina

Rate this post

estudioEstudiar una carrera vespertina no es cosa fácil. Se trata de un gran desafío y debes pensar muy bien antes de embarcarte en él. Sin embargo, sus réditos en lo personal y financiero bien valdrán cualquier esfuerzo.

La motivación es clave para asumir este proyecto. En ella encontrarás la energía necesaria para no rendirte cuando tu familia te exija tiempo o estés cansado durante la tarde y sin ánimo para estudiar. Es importante que la carrera que escojas realmente te apasione.

Tener confianza en tu propósito también es fundamental. Debes saber que sí puedes cumplir con las metas que has trazado, para ir por ellas contra viento y marea. Estudiar una carrera vespertina es un camino que requiere de bastante sacrificio y habrá momentos en que se te hará difícil. Pero si estás convencido en que lo lograrás, resistirás la tentación de tirar la toalla.

La organización será esencial. Sí, porque no es cosa fácil dividir el tiempo entre tu familia, amigos, trabajo y estudios, particularmente si tu carrera es exigente. Para ello es menester que procures cumplir con tus obligaciones laborales sin dejar pendientes, de modo de distribuir las horas libres sólo entre tus clases y otras actividades.

Debes tener conciencia de que los momentos que pasas con tus seres queridos siempre serán buenos. Puede que el tiempo escasee, pero si destinas aunque sea media hora a compartir con ellos, lo agradecerán, sin que resientan que dediques también gran porción de tu día a otros deberes. Muéstrate atento y cariñoso para que la vida familiar o social permanezca indemne.

En cuanto a los estudios y la administración de tu tiempo, sigue estos consejos:

  1. Fijar un horario adecuado para repasar cada día lo aprendido. Puedes destinar una media hora tras despertar, ya que la mente estará más fresca; o releer los contenidos mientras viajas rumbo al trabajo o de vuelta a casa. De este modo, serás productivo en tu trabajo y a la vez podrás mantener las materias frescas en tu memoria.
  2. Pon en práctica algunas estrategias para estudiar menos y obtener mejores resultados, tales como concentrarte al máximo en la clase y luego sólo efectuar una lectura diaria para llevar en forma óptima tu proceso educativo.
  3. Toma buenos apuntes, remarcando la idea central de la clase y estudia los textos a través de la elaboración de esquemas que te permitirán ordenar de mejor forma los contenidos.
  4. Apoya tu proceso de aprendizaje con investigación autónoma, a través del material educativo que mejor se ajuste a tus intereses (ejemplo: videos, audio, lecturas actuadas, etcétera).
  5. Conversa la materia con algún cercano.

Finalmente, nunca dejes de destinar un tiempo para ti y aquellas cosas que más te gustan. Utiliza el tiempo del fin de semana para ponerte al día con tu serie favorita, dormir o desarrollar aquellas actividades que más te agradan. No descuidarte a ti mismo es el secreto para llevar cada una de tus actividades – y terminar con éxito tu carrera vespertina – sin caer en el colapso.

, ,

Comments are closed.