4 preguntas sobre el Ahorro Previsional Voluntario

Rate this post

27

El Ahorro Previsional Voluntario Individual, mejor conocido por sus siglas APV, es una de las principales alternativas de ahorro que el sistema ofrece con el fin de incrementar el saldo que el trabajador acumula en su cuenta de Ahorro Previsional Obligatorio.

Sobre él siguen existiendo algunas dudas que el presente artículo intenta aclarar

¿Cuál es el objetivo de este instrumento?
El Ahorro Previsional Voluntario (APV) aparece como una forma de flexibilizar las condiciones de retiro de las cotizaciones enteradas por el trabajador por medio de su AFP. Además, permite ampliar el abanico de opciones de inversión para estas cotizaciones.

Con esta flexibilización, los trabajadores dependientes pueden canalizar el fruto de estos ahorros voluntarios en cualquiera de los multifondos que conforman el sistema de previsión.

¿Quiénes pueden acceder a él?
Pueden acceder al APV todos los trabajadores dependientes, mientras se mantengan afiliados a una AFP.

En el caso de los trabajadores independientes, se puede optar a realizar cotizaciones voluntarias por medio de este mecanismo, siempre y cuándo se encuentren cotizando regularmente en una cuenta de ahorro previsional obligatoria.

Quienes se encuentren adscritos al régimen de pensiones antiguo podrán acceder al APV en las instituciones o administradoras de fondos de pensiones autorizadas por la legislación.

¿Se pueden retirar los fondos depositados?
Los recursos acumulados por el afiliado pueden ser retirados o traspasados total o parcialmente, según corresponda, a cualquiera de las administradoras de fondos de pensiones autorizadas.

Los trabajadores o pensionados pueden solicitar en cualquier momento el retiro por completo o una parte de los recursos originados sobre la base de las cotizaciones voluntarias, para los fines que el interesado estime convenientes.

¿Qué comisiones se ven involucradas en la administración de estos fondos?
Las entidades que administran estos fondos tienen derecho al cobro de comisiones por servicio, por lo que el tipo y monto de ésta dependerá de la institución en la cual el afiliado suscribió el APV.

El error más común en torno a las APV

La definición de APV, o Ahorro Previsional Voluntario, hace que sea sencillo de digerir por los usuarios. Sin embargo, cuando entra en terrenos de los beneficios tributarios y régimen de inversión, el elemento se torna complejo de indagar en su plenitud.

Por ello, según los expertos el error más común que cometen las personas que contratan una APV en una de las entidades autorizadas para brindarlo, es escoger de forma equivocada el régimen, no consiguiendo el beneficio tributario esperado. Es una situación que se da en mayor medida a los clientes que ganan más mensualmente y que siempre han cotizado en el tope imponible legal.

Se trata de un traspié que echa por tierra beneficios que pudieron haber motivado la decisión de contratar el servicio. Por ello es fundamental informarse completamente sobre el tema, elegir sabiamente o buscar la asesoría pertinente.

, , ,

Comments are closed.