¿Cómo ser un buen profesor de clases particulares?

Clases particularesMejorar la calidad de la educación es una constante en cada país, formar mejores profesionales desde la infancia es el objetivo de muchos gobiernos y como tal, se invierte fuertemente en el ámbito académico aunque en ocasiones, no saber focalizar esos esfuerzos termina por empeorar todo proceso de mejora.

En definitiva, son múltiples las ocasiones en que, ya sea por un trastorno del aprendizaje, complejidad de las materias o una mala enseñanza, se requiere la ayuda de un profesor de clases particulares, que pueda reforzar los contenidos en el alumno y evitar que este quede repitiendo el curso.

Por supuesto que no basta con que cualquier persona vaya y dicte clases. Así como los profesores en escuelas y universidades han estudiado para convertirse en pedagogos de calidad -o al menos así es como debiera ser-, el profesor particular también debe tener una formación para que los niños y jóvenes puedan entender materias que en teoría, no debieron ser difíciles en el colegio.

Preparar las clases, saber hablar en público, desarrollar una buena relación con el estudiante y tener pasión por la enseñanza, son algunos de los requisitos básicos para que el proyecto del profesor particular no resulte un fracaso y efectivamente, ayude a los alumnos a pasar de curso.

Preparación del profesor

Son varios los rasgos de los profesores que se dedican a la enseñanza particular, pero para ser más específicos, podemos contar cuatro que sencillamente, no pueden faltar:

  • Enfoque positivo:  el profesor debe poder transmitir mensajes positivos y palabras de aliento, sin importar lo mala que pueda ser la situación académica del alumno.
  • Preparación: cada clase debe manejarse al revés y al derecho, entendiéndose toda la materia y los puntos que flaquean, para hacer hincapié en ellos, así como las fortalezas del estudiante para obtener una evaluación completa.
  • Confianza: por lo general, los profesores en los colegios se conocen por años, pero un tutor particular es alguien nuevo, por lo que se requiere formar lazos de confianza, establecer metas realistas con los padres y cumplir con ellas al pie de la letra.
  • Pasión: más allá del dominio de las materias y la inteligencia, lo verdaderamente importante es el deseo natural de querer ayudar a los alumnos sin intimidarlos, ser capaz de trasladar el compromiso de enseñanza a ellos y así, el proceso sea exitoso.

Son varios los que ofrecen hacer clases particulares por necesidades económicas y en base a los conocimientos respecto de ciertos ramos, como por ejemplo, un estudiante de ingeniería ofreciendo enseñar matemática. Sin embargo, esto a veces puede no ser positivo ya que al ser un estudiante, no hay una formación adecuada en la pedagogía y por más que domine las materias, un niño con dificultades de aprendizaje podría no entender lo que le enseñan.

También es importante la comunicación, ¿es mejor hacer una clase dirigida, de tú a tú, o tener un grupo de estudio y generar debates? Ambos métodos tienen sus ventajas y desventajas, la idea es adecuarlos a cada caso particular y por supuesto, adaptarse al que mejor destaque las fortalezas del profesor de clases particulares. Ten estos datos en cuenta y no habrá problemas para que las clases sean realmente efectivas y el alumno logre zafar de una situación académica complicada.

, ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes