Conozca todo sobre la ley para la gestión de olores en Chile

Rate this post

ley_oloresUn olor es uno de los sentidos de los seres humanos que se percibe por la nariz. El reconocimiento del olor puede servirnos para detectar alguna sustancia que tenga malos efectos, como por ejemplo la diversas actividades productivas que emiten variadas sustancias olorosas que genera molestias en el entorno afectando la calidad de vida de las personas, como es el caso de las aguas residuales que contaminan con materias orgánicas, parásitos, virus, sustancias químicas tóxicas, etc ocasionando graves problemas a la población.

A causa de todos los problemas ambientales que han ocurrido últimamente, el Ministerio del Medio Ambiente ha creado una estrategia para la Gestión de olores en Chile, que tiene el fin de fortalecer las medidas que permitan el control y prevención de la generación de olores; así como también busca mejorar la calidad de vida de las personas. Su principal motivación es regular, fiscalizar y cuantificar los olores para abordar el problema ambiental, y por sobre todo para mejorar la calidad de vida de las personas .

Para poder determinar criterios para la aplicación de la norma, será necesario que se haga una diferencia entre: los olores molestos,  la sensibilidad a molestias, las condiciones socioeconómicas y geográficas donde se encuentren los afectados.

Sus principales objetivos

En estricto rigor la ley de gestión de olores busca la prevención de la contaminación y la calidad ambiental, específicamente si se trata de: la transferencia de residuos, el impacto ambiental y la contaminación atmosférica.

Es preciso mencionar que algunos de los objetivos específicos de esta ley son:

1- Aumentar el conocimiento en la materia para que se aplique el control de olores en la gestión ambiental del país.

2- Realizar un reglamento que permita avanzar en el control de olores en sectores prioritarios.

3- Incrementar la capacitación permanente, ya sea en el sector público y privado.

Además el reglamento añadirá acciones para la incorporación del componente de la molestia por olores en la localización territorial, y para ello potenciará instrumentos ambientales para la prevención y control de olores mediante el establecimiento de protocolos de fiscalización y validación de denuncias entre los servicios competente, y la mejora de evaluación de proyectos bajo el Sistema de evaluación de impacto ambiental

 

, , , ,

Comments are closed.