¿Cuándo debe llevar a su hijo al fonoaudiólogo?

Rate this post

El inicio de la vida escolar en los niños es un momento crucial en sus vidas, por eso muchas veces cuando las pruebas de admisión en colegios no salen bien recién ahí los padres se preocupan de aspectos tan importantes como el habla. Los especialistas en fonoaudiología sugieren que a los 18 meses un menor ya debería estar hablando, obviamente no en forma fluida pero sí debe pronunciar varias palabras correctamente.

Si analizamos fríamente los números, los padres tienen dos años para detectar posibles problemas en la capacidad de habla de sus hijos, antes de que éstos se presenten a dar pruebas en colegios de educación pre-básica. Muchas veces estos problemas no se detectan y no se combaten porque los padres adjudican la falta de diálogo en sus hijos a que éstos son muy regalones, pero por muy regalón que sea un niño (a), entre los 18 meses y los 2 años debería decir mucho más que papá y mamá.

Es importante que los padres sepan identificar cuando sus hijos realmente están aprendiendo a hablar y cuando simplemente balbucean. Especialistas señalan que los niños sordos balbucean igual que muchos niños que no tienen este problema, por lo tanto si su hijo sólo balbucea un par de palabras es una señal clara de que debe llevarlo al fonoaudiólogo.

Las visitas al fonoaudiólogo suelen darse en la primera infancia, usualmente como iniciativa de los educadores quienes detectan en los más pequeños algunas dificultades al hablar. La clave para que si pequeño no sea uno de estos casos, sino que pueda tratar cualquier problema a tiempo, es que haga una visita preventiva a los 2 años.

El diagnóstico y tratamiento precoz de los problemas ligados al habla y escucha es garantía de que ésto se puede resolver o superar a una edad temprana, sin que afecte al desarrollo social y educativo del menor. No hay que minimizar los problemas de habla en los niños, a veces los padres encuentran gracioso y hasta tierno el que pronuncien mal algunas palabras, pero en determinado momento esta situación deja de ser divertida y puede fácilmente convertirse en una dificultad de por vida.

,

Comments are closed.