Depilación láser: conoce el proceso tras esta cotizada técnica

Rate this post

organizar_espaciosLa depilación láser ha transformado la rutina de miles de mujeres y hombres en el mundo, ya que desde su aparición hace casi veinticinco años ha logrado eliminar de forma permanente (en la mayoría de los casos) la aparición de vellos en la piel. ¿Pero sabes en qué consiste esta técnica?

Como su nombre lo indica, en esta técnica es utilizado un láser, dispositivo diseñado para emitir un haz de luz brillante, monocromática y controlable, que es dirigido para aplicar una gran cantidad de energía concentrada sobre los pigmentos que existen en la piel.

Lo siguiente que ocurre es que esta luz es recibida por la melamina del pelo, y que luego se transforma en un calentamiento de las células que conforman el tallo piloso. En el momento en que estas se destruyen es que también se termina por eliminar el vello.

La melamina juega un papel fundamental en la estructura del pelo, ya que es la sustancia natural que se encarga de dotar de coloración al folículo piloso. Junto al vello, la piel también se encuentra conformada por melamina, por lo cual los aparatos láser que se utilizan en este tipo de depilación definitiva son ajustados de forma precisa para que emitan luz dentro de la longitud de onda necesaria para acabar con el vello pero sin dañar la piel circundante.

Dentro de una sesión de depilación láser

Entendiendo la tecnología que está detrás de la depilación láser, a mucha gente le surge la duda sobre qué se siente el someterse a este tipo de tratamiento.

Lo que se experimenta durante una sesión de depilación podría ser definido como una sensación de quemazón con cada disparo de luz que se aplica sobre la piel. Algunos pacientes indican que esto puede ser molesto durante las primeras dos o tres sesiones (aunque esto dependerá de la tolerancia al dolor del paciente y la zona en la que se esté realizando la depilación láser), pero que termina por desaparecer luego de las siguientes sesiones.

 

Comments are closed.