El auge de la lipoescultura sin cirugía en Chile

Rate this post

Al igual que en EE.UU y otros países desarrollados, en Chile desde hace años existe una alta demanda por tratamientos para bajar de peso o disminuir la presencia de grasas -como la lipoescultura sin cirugía- Numerosos son los factores que pueden llevar a este fenómeno: desde mejorar la presencia física y la autoestima, a exigencias laborales (minería, trabajo en altura, etc).

esteticistasY entre las tradicionales cirugías de liposucción y gimnasios, hay una opción que cobra cada vez más notoriedad: la lipoescultura sin cirugía.

¿Por qué la preferencia por este tipo de tratamiento? Básicamente, por el rechazo a los tratamientos tradicionales invasivos, como la liposucción, técnica quirúrgica a través de la cual se eliminan las células grasas de la piel, mediante la utilización de una máquina de vacío de alta potencia que extrae y absorbe (sin dolor) a través de una cánula.

Éste procedimiento conlleva algunos riesgos, como la aparición de nódulos de grasa repartidos bajo distintas partes del cuerpo.

La nueva era de la lipoescultura

También conocida como tratamiento por cavitación, la lipoescultura sin cirugía en Chile, ya es una realidad en nuestro país. Ésta consiste en un procedimiento que combate la adiposidad localizada, consiguiendo muy buenos resultados en pocas sesiones: moldea el cuerpo y reduce efectivamente la celulitis. Éste tratamiento se efectúa mediante un aparato que se pasa por la zona a tratar y libera ondas de baja frecuencia que consiguen romper las células de grasa.

Después de la sesión es comienza una etapa importante para el procedimiento, pues será el  cuerpo el encargado de eliminar por vía natural (urinaria o por el sudor) la grasa rota por la cavitación. Por ello, los resultados de este método no son inmediatos y será el especialista quién decidirá la cantidad concreta de sesiones según la zona del cuerpo a tratar.

Ventajas de la lipoescultura sin cirugía: al no ser un tratamiento invasivo, se puede retomar de inmediato la vida cotidiana tras la sesión. Las mejores zonas del cuerpo para tratar con cavitación son: abdomen, caderas, glúteos, piernas, espalda y papada.

 

Comments are closed.