El balance que deja el llamado a los cambios masivos de fondo

16Uno de los grandes temas que el 2016 dejó como huella fue la discusión y el debate por el sistema de previsión que opera el Chile. Todos los sectores, tanto líderes políticos como sindicales, la ciudadanía y organizaciones ciudadanas junto a los actores visibles de la industria tuvieron  mucho que decir durante los últimos meses.

Una de las organizaciones que aglutinó el descontento entre los afiliados fue “No+AFP”, la  cara visible tras las multitudinarias marchas que se desplegaron por el país exigiendo cambios e incluso la eliminación del sistema de capitalización por uno de reparto.

La estrategia que mayormente causó sorpresa fue el llamado de los dirigentes a realizar un cambio de todos los ahorros de los cotizantes hacia el fondo E, el que mantiene un menor riesgo de volatilidad, para así lograr reducir las pérdidas que durante los últimos meses había escalado en todos los mercados, afectando las inversiones de los trabajadores chilenos.

El efecto boicot cae sobre las administradoras
Con la llegada del nuevo año también se dio a conocer recientemente los efectos que esta movilización alcanzó en el mercado. Fue el propio movimiento “No+AFP” que dio a conocer las cifras de alcance de esta medida.

En números, 533.036 personas traspasaron sus cotizaciones obligatorias, que representan un total de US$12.950 millones de dólares, hacia el fondo tipo E.

Esto significó un retiro masivo desde los fondos que tienen mayor riesgo, los tipos A y B, que respectivamente perdieron 318.291 y 170.668 afiliados durante el año 2016. Las salidas de dinero representan en ambos casos US$ 5.950 millones de dólares y US$ 3.877 millones de dólares, respectivamente.

A pesar de este anuncio, el Superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, se mostró cauto frente a la información detallada más arriba, explicando que no se puede determinar la causalidad entre el llamado masivo de “No+AFP” y el enorme flujo de cotizaciones ocurridas el año pasado.

Lo que deja el masivo llamado al cambio 

Casi un lema de protesta, el masivo llamado a cambiar los ahorros previsionales al fondo E en las AFP, a fin de cuentas de, por un lado, boicotear el sistema, mientras el otro aludía a mantener los montos en el eslabón más conservador en el multifondo.

La estrategia pretendía motivar a los ciudadanos a reducir las pérdidas de sus dineros para la vejez, debido al momento que enfrentaban los mercados de inversión. Sin embargo, los expertos analizaban con cautela estos movimientos, principalmente por los efectos para los propios usuarios.

De todos modos, según estimaciones de los movimientos sociales que encabezaban las manifestaciones, más de 500 mil usuarios traspasaron sus cotizaciones obligatorias al fondo E, en mayor proporción provenientes de los tipos A y B, de mayor riesgo, siendo el primero el más afectado en esta fuga masiva de cotizantes.

, , ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes