El yute: una fibra no tan desconocida

Rate this post

En primera instancia, es posible que el nombre de la fibra yute no nos diga nada, pero estamos seguros que más de una vez hemos visto sacos, trozos de tela o bolsas de yute, sin conocer de donde provienen.

El yute es extraído de la corteza de la planta de yute blanco, Corchoruscapsularis. Florece en áreas tropicales, abundando en el sudeste asiático y su cultivo comercial proviene principalmente de India y Bangladesh. Es una de las fibras vegetales más fuertes y se ubica en segundo lugar del algodón en cuanto a cantidad de producciónyute.

Sus propiedades son altamente aislantes y antiestáticas, moderada reabsorción de humedad y de baja conductividad térmica.

Bolsas de yute

Estas características convierten al yute en una solución ideal para el embalaje de todo tipo de mercancías. Encontrar bolsas de yute en Chile se ha vuelto cada vez más sencillo. Diversas empresas han apostado por una vía ecológica de presentar sus productos, y otras lo han hecho por surtir a las primeras de bolsas y soluciones de embalaje basadas en esta fibra.

En comparación al algodón, su principal competencia, tienen un aspecto más rústico, especialmente recomendado para productos artesanales, por ejemplo, y que se diferencian al primer golpe de vista.

A esto se agregan las diferencias en el valor y sistema de producción. El algodón puede parecer muy amigable con el medio ambiente, pero hay que poner atención en la huella ambiental que genera su producción, en cuanto al consumo de agua y energía.

Más allá de convertirse en una moda, el yute, ya sea en forma de bolsa o saco, está marcando tendencia a nivel mundial como una alternativa con futuro en materia de fibras. Su bajo impacto ambiental en toda la cadena de producción, así como su versatilidad lo convierten en la apuesta más segura, por la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente.

Comments are closed.