¿En qué casos es recomendado realizar una cesárea?

Rate this post

cesáreaUna cesárea consiste en el parto de un bebé que se realiza a través de una abertura realizada quirúrgicamente en la zona baja del vientre de la madre, y tienen una duración aproximada de una hora. Se realiza cuando la paciente se encuentra despierta, luego de haber anestasiado -con epidural o raquídea- desde el tórax hasta los pies; posteriormente el médico realiza una incisión a través del abdomen por encima del área púbica, después procede a abrir el útero y el saco amniótico, para poder sacar al bebé por esa abertura.

Después se limpian los líquidos de la boca y la nariz del bebé, se corta el cordón umbilical, para luego verificar que la respiración  y los signos vitales del bebé sean normales. Como la madre está despierta durante toda la operación, es posible que escuche y ve a su bebé.

El tiempo de estadía después de la casárea  es de dos a tres días, sin embargo la recuperación tiene un tiempo de recuperación mucho más amplio que la de un parto vaginal. Es por ello que los médicos recomiendan a las mujeres que caminen para acelerar la recuperación, y que ingieran analgésicos orales para aliviar los dolores.

Por lo general la mayoría de las mujeres que se someten a una operación como esta tienen una muy buena evolución, al igual que su bebé. Y es preciso añadir que las que pasaron por esta cirugía, perfectamente pueden tener un parto vaginal al presentarse un nuevo embarazo.

Y seguro más de una vez has oído hablar sobre las bondades del parto normal y anhelas que el tuyo sea de ese modo. Razones sobran para desearlo: la recuperación es más rápida, propicia un mayor apego y favorece la lactancia, entre otros beneficios. Sin embargo, la vida es impredecible y hay ciertos factores que pueden llevar a tu médico a tomar la decisión de practicar una cesárea. Conócelos a continuación:

1. Sufrimiento fetal: se llama así a la alteración cardíaca del feto o cualquier anomalía que se produzca en su intercambio de oxígeno y nutrientes con la madre. En dichos casos, si bien el obstetra intenta primero aplicar medidas como un cambio de postura o aplicación de O2, como última instancia deberá extraer al bebé lo antes posible y evaluar el eventual daño que esta situación pueda haberle provocado.

2. Posición fetal: Muchas veces el bebé se encuentra muy cómodo “sentado” al interior del útero, por lo que no toma la posición natural que favorece el parto. Extraer al feto si está de nalgas es muy complejo y riesgoso, por lo que tu ginecólogo tomará la decisión de traerlo al mundo a través de una cesárea. De este modo, se anticipará a eventuales complicaciones, con todo el apremio emocional que estas te significarían.

3. Infecciones víricas: si te ves afectada por un virus potencialmente peligroso para tu bebé – como el VIH – y existe posibilidad de contagio mientras está en el canal del parto, tu médico tomará los debidos resguardos. Para ello, lo más cómodo y seguro será sacarlo vía cesárea. Así, evitarás el riesgo de infección de un niño sano por medio de la experiencia del parto.

4. Peso insuficiente: si tu pequeño no supera los 1,500 gramos, para él sería muy traumático y doloroso enfrentar la experiencia del alumbramiento. Al practicar una cesárea será posible extraerlo de manera de no arriesgar su frágil anatomía, al forzarle y exponerlo a incómodos sufrimientos.

5. Cuello uterino que no dilata: la permanencia en el útero – de forma saludable para tu retoño – tiene fecha de caducidad. Algunas veces, este músculo no inicia de manera espontánea el proceso de parto y tu bebé puede quedarse en él más tiempo del recomendado. Si pasadas las 42 semanas de gestación, tu pequeño no da indicios de querer salir de ahí, lo mejor es ayudarle a estar pronto en tus brazos para evitar así situaciones como que libere el meconio (primera defecación) en el saco amniótico, con consecuencias nefastas para él.

Como ves, si bien el parto normal tiene muchas ventajas, hay situaciones en que una cesárea es la mejor alternativa. Sólo confía en el criterio de tu médico tratante: él sabrá qué bienvenida es adecuada para tu bebé.

, , , ,

Comments are closed.