¿En qué consiste la radioterapia?

Rate this post

La radioterapia, también conocida como terapia de radiación, es uno de los tratamientos contra el cáncer más utilizados y consiste en la aplicación de rayos X o electrones de alta energía para destruir las células cancerosas y reducir tumores de un área específica. Existen dos tipos de radioterapia según cómo sea administrada:

Radioterapia externa

radioterapiaLa radiación puede administrarse de forma externa a través de una máquina que dirige los rayos hacia el área donde se encuentre el tumor. Este tratamiento es indoloro y suele hacerse una vez al día durante varias semanas.

Radioterapia interna

También conocida como braquiterapia, este tipo de tratamiento consiste en introducir pequeñas cantidades de material radiactivo directamente en las zonas donde se haya detectado el cáncer, mediante una intervención quirúrgica. Esta técnica permite distribuir dosis más altas de radiación en cortos periodos de tiempo.

La radioterapia puede tener diferentes objetivos dependiendo del caso del paciente, entre ellos están curar definitivamente le cáncer, detener o ralentizar el crecimiento de los tumores y también impedir que antiguos cánceres vuelvan a atacar. Otro objetivo de la radiación es aliviar los síntomas del cáncer como el dolor u otros problemas causados por un tumor, ya que ayuda a reducir su tamaño, por esta razón es utilizada cuando existen dificultades para respirar o falta de control en los intestinos o en la vejiga.

Efectos secundarios

La radioterapia, además destruir las células malignas también puede dañar el tejido sano que está localizado cercano al tumor, eso produce los efectos secundarios, siendo el más común la fatiga, por ello se recomienda a las personas bajo tratamiento de radioterapia, acudir siempre en compañía de alguien que lo pueda llevar de vuelta a casa una vez terminada la sesión. También existen los efectos tardíos que se pueden presentar desde meses hasta años después del tratamiento.

Funciones de la radioterapia

Descubrir que los rayos X podían ser usados en terapias por la capacidad que tenían de matar células tumorales malignas, fue un gran avance de la medicina.

La radioterapia es un método terapéutico basado en la emisión de un haz controlado de radiaciones ionizantes, usado para destruir ciertos tipos de tumores cancerosos.

Para este proceso, una dosis de radiación es previamente calculada y dirigida al tumor, con el objetivo de erradicar las células malignas, procurando causar el menor daño posible a las células normales.

Generalmente, la absorción de la radiación es mayor por las células tumorales que por los tejidos sanos. Por eso las células tumorales mueren y las células sanas sufren sólo pequeños daños

La muerte celular provocada por la radioterapia ocurre, entre otros motivos, por inactivación de sistemas vitales de la célula y de su incapacidad de reproducción. Esto es muy importante porque una de las características comunes a todas las células malignas es su capacidad de proliferación ilimitada.

, , ,

Comments are closed.