Entró en vigencia el impuesto “verde” para vehículos nuevos

Rate this post

vehiculos}En los días previos a la puesta en marcha del denominado “impuesto verde”, las automotoras hicieron de todo por convencer a posibles compradores para que se decidieran antes y se evitaran el pago de esta nueva contribución. Lo cierto es que si ya no lo hizo no habrá forma de evitar el pago correspondiente y que dependerá de la marca y modelos que elija.

La medida es parte de la reforma tributaria que este año se aprobó en nuestro país y se trata de un impuesto adicional, que se pagará una sola vez, y que es requisito para que un vehículo sea inscrito en el  Registro de Vehículos Motorizados del Servicio de Registro Civil e Identificación. A esto se suma la siempre bienvenida recomendación de mantener en regla la revisión de cualquiera sea su vehículo, y de preferir siempre repuestos adecuados.

De acuerdo a Economía y Negocios, respecto a los vehículos, ya se han dado a conocer los que más costo implicarán con este impuesto y los que menos gastos conlleven a sus dueños. En el primer grupo se encuentran Ferrari F12 Berlinetta, con cerca de 5,9 mil; en el tercer puesto se encuentra el  Aston Martin Vanquish  -considerando otra marca- con mayor pago de impuesto, con aproximadamente $3,6 millones.

En la vereda contraria, entre los vehículos que menor impuesto pagarán, podemos mencionar: el Suzuki Alto GL 800, con una cifra cercana a los 30.200 pesos; el Hyundai Eon (800 cc), con unos 32.650 pesos; y en tercer lugar el modelo chino Changan CV1, que cancelaría un tributo de unos 32.750 pesos.

Por qué y dónde se paga

La idea del impuesto verde tiene implícita la idea de lograr la descontaminación de las zonas urbanas. De acuerdo a cifras del Ministerio de Medio Ambiente un 30 por ciento de la contaminación se debe a los vehículos nuevos por lo tanto este puede funcionar tanto para desincentivar la compra de estos automóviles a la vez que los recaudado se puede invertir en mecanismos de descontaminación.

Lo cierto es que el fisco recaudaría en 2015 unos 77 millones de dólares producto de este impuesto que, dicho sea de paso, de acuerdo a la ley afecta a los “vehículos motorizados nuevos, livianos y medianos, con las excepciones establecidas en el presente artículo, pagarán, por única vez, un impuesto adicional expresado en unidades tributarias mensuales”.

Se excluyen del pago de impuesto los vehículos motorizados destinados al transporte de pasajeros, con capacidad para más de nueve personas incluyendo al conductor, camiones, camionetas y furgones para dos mil o más kilos. Los vehículos pesados son delicados y por eso, como una manera de sumarse a la causa de reducir la contaminación, asegúrese de hacer la mantención adecuada y de preferir repuestos idóneos para el tipo de vehículo.

Pero si lo que busca es un vehículo para trabajar, esto no motivo para desanimarse ya que si bien deberá pagar de todas maneras la contribución, ésta le será devuelta una vez que registre el vehículo para prestar servicios de taxi.

 

, ,

Comments are closed.