La importancia de los cuidados ginecológicos

Rate this post

El chequeo de la salud es algo muy recordable y que debe ser hecho a cada seis meses por todas las personas. Pero cuando hablamos de la salud de la mujer, entramos en otra área especializada de la medicina que también debe ser visitada a cada seis meses: la ginecología.

El chequeo ginecológico debe ser realizado regularmente para la prevención de enfermedades y mantención de una buena salud. Muchas enfermedades no muestran síntomas evidentes, como cambio de olores, dolor o secreciones, por ejemplo.  ginecologia

De esa forma, la evaluación y los diagnósticos deben ser realizada después de algunos exámenes, lo que ayuda por ejemplo a la identificación de enfermedades en su primer etapa, cuando las soluciones y probabilidades de cura sin mayores complicaciones son mucho mayores.

Ginecología, contracepción y cuidados

Para las mujeres que poseen una vida sexual activa y utilizan métodos anticonceptivos como píldoras, el DIU o remedios en la etapa de menopausia, es importante llevar a cabo un mayor control de los medicamentos. Pero aquellos que creen que el ginecólogo debe ser buscado solo después del inicio de la vida sexual, están muy engañados en este pensamiento.

Las niñas y adolescentes también deben visitar el ginecólogo para la prevención y evaluación de problemas potenciales como los cambios de la menstruación, calambres y todas las variaciones que ocurren en su cuerpo debido a la pubertad.

Además se puede aprovechar la visita al ginecólogo para proporcionar orientación sobre sus esos cambios, la prevención de enfermedades de transmisión sexual y todas las demás cuestiones que cercan esa fase antes de la vida adulta.

Una de las principales preocupaciones de los ginecólogos actualmente es el cáncer de cuello uterino y cáncer de mama. Por eso, en las visitas de rutina es muy importante seguir las orientaciones del doctor y realizar el Papanicolaou, citología cervical y la mamografía.

Enfermedades de transmisión sexual que más afectan a las mujeres

Las enfermedades sexualmente transmisibles se adquieren durante el contacto sexual, siendo el no uso del condón es la principal causa del contagio. Las enfermedades de este tipo más comunes en las mujeres son la Clamidia, Gonorrea, Herpes Genital y Sífilis.

Gonorrea

Infección causada por bacterias. En la mujer, tiene aspecto clínico variado, desde formas casi sin síntomas hasta varios tipos de flujo amarillento y con olor fuerte en la vagina (vaginitis) y uretra.

Sífilis

Es una infección causada por la bacteria. En el hombre y en la mujer, 20 a 30 días después del contacto sexual, surge una pequeña herida (úlcera) en uno de los órganos genitales (pene, vagina, cuello del útero, recto).

Herpes genital

Es causado por los virus. En ambos sexos surgen pequeñas burbujas que se rompen y causan ardor o ardor, y cicatrizan solas. El contagio sexual sólo ocurre cuando las burbujas están en el pene, la vagina o en la boca.

Clamidia

Es considerada actualmente la enfermedad sexualmente transmisible de mayor incidencia en el mundo, pudiendo alcanzar hombres y mujeres en cualquier fase de sus vidas, desde que nacen de madres contaminadas o durante el contacto sexual. En las mujeres, la puerta de entrada es el cuello uterino. El síntoma, cuando ocurre, es un discreto flujo.

Es importante que las mujeres que tienen una vida sexual activa, tengan exámenes y consultas ginecológicas periódicamente.

, , ,

Comments are closed.