Informarse, como hacer las cosas mejor

Rate this post

En la actualidad, donde la población tienen una bajísima estima de los políticos, o principalmente de la clase política del congreso, gobierno y municipal. Se hace necesario que los profesionales del sector social muestren una carrera intachable, de acorde a los estándares de países en donde las políticas públicas funcionas de manera correcta.

Los casos de corrupción y los escándalos que mezclan el afán económico con los puestos de políticos, hacen que las personas, al contrario de interesarse en los temas políticos, creen una animadversión de estos temas que incluye a toda la sociedad.

Estamos en un escenario como el siguiente, todos roban, todos mienten y nunca nadie paga. Es por esto que yo ya no creo en la política chilena. Este sentimiento de estar con las manos atadas es nocivo para la sociedad, y debemos empezar a seguir los ejemplos de países en donde estos problemas ya fueron solucionados.

Separación de ámbitos

En Finlandia, por ejemplo, se separo drásticamente el sector privado del político, y para lograr esto se aplico una mano dura para castigar los casos de corrupción, para así expirarlo de raíz del funcionamiento de ese país.

Basta de nepotismo y “pitutos”

En Canadá los altos puestos de la política no responden al primo del senador, al conocido del diputado, o al amigo del presidente de turno. Allá se ha creado una meritocracia efectiva, en donde el trabajador, o el deportista más destacado se encarga del departamento social que más conoce.

1

 Se trata de mezclar la vocación, la experiencia y los estudios. El profesional, no por ser el profesional con el mejor CV tiene que directamente ser el encargado de liderar las políticas públicas, más bien es el encargado de supervisar y guiar desde un comité serio. Razón por la que en los países desarrollados se toma en serio carreras como Magister en Políticas Públicas.

Comments are closed.