La nueva modalidad de trabajo que irrumpe entre esteticistas

Rate this post

El tiempo es uno de los valores por el que cada día la gente está pagando más dinero. Lo hemos visto con las compras por internet, el supermercado, la peluquería, y esta tendencia de servicio se están sumando los tratamientos estéticos a domicilio.

Las ventajas que los clientes encuentran en esta modalidad es un mayor confort, la posibilidad de administrar mejor los tiempos dentro de una agenda ocupada y la intimidad que se genera al recibir un tratamiento personal directo en casa.

Paralelo a esto, más y más mujeres se han dado cuenta de que no se trata de un servicio por el que se necesite pagar mucho más, por lo tanto su precio no es ni por lejos restrictivo.

esteticistas

La falta de tiempo y las nuevas generaciones están impulsando el cambio

Una de las razones detrás de esta nueva modalidad es que en algún punto las nuevas generaciones de esteticistas no se siente cómodas trabajando a mandato dentro de los salones de belleza tradicional, y por otro lado tampoco tienen los recursos para costear una lugar propio. Esto, sumado a la alta demanda por servicios rápidos y personalizados, hizo que muchas esteticistas decidieran ir a domicilio.

A la larga, este tipo de trabajo itinerante se ha transformado en una fórmula rentable, y por lo mismo esto no ha encarecido de sobre manera el costo del servicio a domicilio para la usuarias.

En general los servicios que se ofrecen en su mayoría son de complejidad básica, como masajes, uñas, peinado o tratamientos con productos para la piel. Sin embargo, en el exterior hay quienes han llegado a profesionalizar su oferta por medio del arriendo de equipos que llevan hasta la casa del cliente.

Si eres de las que estás pensando estudiar estética o una carrera a fin en el mundo de la belleza, esta alternativa de trabajo bien vale la pena considerarla a futuro.

Comments are closed.