Políticas para los malos olores y mejorar la salud

Rate this post

Olores

Sin duda que hubo un antes y un después del caso Freirina en el tema del impacto odorante de las empresas. Ahora el tema es una prioridad no sólo para las autoridades competentes, sino que también para muchas empresas, que buscan disminuir con urgencia las emisiones de estos olores o gases dentro de las comunidades en las cuales se insertan. Sin embargo, y a pesar de las desagradables experiencias del pasado, en Chile aún no existe una legislación específica que regule estos malos olores que algunas industrial expelen.

Por eso es que el Ministerio del Medio Ambiente, en el documento Antecedentes para la regulación de olores en Chile ya dio sus primeros pasos. Sebastián Tolvett jefe de la división de Calidad del Aire y Cambio Climático, precisa que desde el 2012 el Gobierno está trabajando en la creación de una normativa en este sentido, que recién entraría en vigencia para el año 2017. En dicho documento quedaría estipulado los niveles de exposición máximos a los que una comunidad podría estar expuesta y se evitarían casos como el de Freirina.

A partir de lo que se viene trabajando desde el 2012, la cartera de Medio Ambiente definió las unidades de medición para estas emisiones, tomando en cuenta para estos los parámetros ocupados en otros países. Lo que a día de hoy falta es delimitar cuánto se debe emitir y en qué períodos de tiempo. Con todo esto, se regularía a las fuentes emisoras de estos olores o gases, invitándolas a adoptar mejoras en las tecnologías y prácticas en el control y prevención de la emanación de dichas partículas.

Sin embargo, antes de esto, hay una etapa de anteproyecto que contaría con un comité operativo, formado por representantes naturales o jurídicos ajenas a la administración del Estado.

,

Comments are closed.