Por qué decidí estudiar Psicopedagogía

Rate this post

A veces no se logra identificar con claridad algunas señales de alerta en relación a la educación de nuestros niños que son determinantes en cuanto a su desarrollo intelectual. Aunque el instinto paternal es útil, hay ocasiones en las cuales es necesario pedir ayuda. Lo principal es tener claro qué tanto ha progresado tu hijo según su edad y en qué etapa de desarrollo debería estar. Para ello puedes apoyarte en la psicopedagogía.

A mi hijo se le dificultaba relacionarse con sus pares. Era muy solitario y no tenía amigos. Es por eso que tras acudir a una psicopedagoga y ver cómo su situación mejoraba me interesé por esta disciplina. Al tener una familia y muchas obligaciones consideré que la mejor alternativa era estudiar psicopedagogía vespertino para poder pasar el día en casa y estudiar a la noche.

Fue la mejor decisión de mi vida ya que desde entonces trabajo mejorando la vida de niños y niñas. Algunos de los casos a los que me enfrento son el desarrollo tardío en habilidades lingüísticas o no poder adaptarse al ritmo de exigencia del colegio. Otras señales de problemas de aprendizaje son el déficit atencional, poca memoria, dificultad para entender instrucciones o una comprensión lectora deficiente. Detectarlo es el primer paso, pero lo más importante será actuar oportunamente y recurrir a ayuda profesional. La psicopedagogía es una potente herramienta para enfrentarse a este tipo de problemáticas.

Al estudiar psicopedagogía vespertino entendí que también se pueden hacer cambios en el ámbito familiar. El reforzamiento de conductas en este entorno otorga a nuestros hijos la confianza suficiente para enfrentarse a aquellas materias que les cuestan. Respecto al aprendizaje, es importante aplicar principios básicos de la psicopedagogía como el entender la diversidad, que no todos aprendemos al mismo ritmo y también potenciar habilidades específicas. Recordemos que la psicopedagogía busca la integración de los estudiantes con diversas capacidades de aprendizaje mediante técnicas que favorezcan el desarrollo intelectual de los alumnos según su propio ritmo.

Es de suma importancia que te involucres en la educación de tus hijos. Revisa sus cuadernos a diario, mantén contacto con sus profesores y entrégale material complementario que le permita enriquecer sus conocimientos. Si todo esto falla, los profesionales como yo estaremos siempre dispuestos a ayudarte. En mi caso puedo decir que estudiar psicopedagogía vespertino cambió mi vida y la de mi familia.

, , ,

Comments are closed.