Tips para evitar sabotear tu propio trabajo

Rate this post

De seguro que ahora en más de alguna oportunidad te has sentido inseguro respecto de tu desempeño en el trabajo. Este tipo de sensación puede tener diferentes dimensiones: inseguridad por tus propios conocimientos, porque las metas no se están cumpliendo a pesar de que pones todo tu empeño o falta de confianza con tus compañeros de trabajo o directamente con tu jefe.

20Este problema no tiene que ver precisamente con la naturaleza material de la empresa en la que te encuentres: posiblemente la organización tiene una excelente estructura de recursos humanos, o nunca se retrasen en el pago de tu renta o las cotizaciones obligatorias Chile. Simplemente el problema se deba al inevitable factor psicosocial inherente al trabajo.

Para evitar que la inseguridad siga mermando tu propio trabajo, aquí te presentamos algunos tips importantes para que no sabotees tu propio trabajo.

Enfócate en los contactos
No utilices las redes sociales en el trabajo para jugar. Dales un mejor uso como LinkedIn, donde lo importante es generar redes de contacto laboral de peso.

Cuida tus mensajes
Por supuesto que las redes sociales son para interactuar y opinar de todo, pero ten en cuenta que tu perfil puede ser visto por un futuro reclutador. Cuida entonces publicar mensajes sobre temas que puedan herir sensibilidades.

Mantén los límites claros
Es muy positivo tener amistades en la oficina, ya que ayuda a hacer más ameno sobrellevar el día a día, pero en lo que a trabajo se refiere, marca los límites claramente para que no afecte tu desempeño laboral.

Las apariencias siempre importan
Para tristeza de muchos, lo cierto es que la presencia y nuestro exterior es sumamente importante frente a las personas con las que nos rodeamos en el trabajo. Cuida tu apariencia y vestuario, preocupándote de proyectar una imagen prolija, ya que así también estarás proyectando seguridad.

Cosas que nunca debes hacer en tu trabajo

Tu lugar de trabajo es importante, pues se trata de una parte donde acudes más de 8 horas diarias por cinco días a la semana, como mínimo.

Por ello es fundamental tener presente que hay cosas que nunca, por nada del mundo, deberías hacer.

Lo primero es evitar comentarios sobre lo mal que estás en tu puesto de trabajo. Generalmente puede pasar como una humorada, pero resulta ser fatal mostrarse miserable sobre la condición en la que se está en la empresa. Además, intenta no ser generador de conflictos.

Otra cosa es fomenta trabajar en equipo y no hacerlo siempre por cuenta propia. La integración beneficia un clima laboral sano. La sobrecarga termina siendo perjudicial.

Por último, controlar los cambios emocionales es importante para una buena relación con los colegas. Nadie puede tolerar a alguien que llora o grita por cualquier cosa.

, , ,

Comments are closed.