Un camino muchas veces difícil: cómo renunciar a tu trabajo

Rate this post

Dejar un trabajo siempre es una decisión difícil, pero a veces se encuentra motivada por desmotivación o porque simplemente se necesita un reinicio fresco, sin todas las cargas negativas que el anterior trabajo generó en la persona.

19Lo importante en esta decisión es la forma en la cual se haga, aprendiendo a dejar el cargo con gracia y respeto. Así será posible mantener las puertas abiertas en dicha empresa para que el día de mañana, de necesitarlo, uno pueda volver a buscar trabajo.

Paso a paso: renunciando al cargo
Antes de la renuncia formal es importante tener un plan para cuando la decisión se haga realidad. ¿Qué es lo que se hará después? Si se tiene un contrato asegurado en otro lado o simplemente se espera tener un tiempo de descanso, lo bueno siempre es tenerlo planificado de antemano.

Cuando la decisión está tomada, se recomienda considerar un lapso de dos semanas como intervalo de aviso antes de salir de la empresa. Esto demostrará la seriedad y cortesía con los antiguos empleadores, y respeto por los procesos internos del trabajo ante la jefatura.

Lo siguiente es avisar a la jefatura en una reunión específica, donde el empleado entregue de forma concisa y segura las razones de su decisión. Por supuesto se deben precaver las posibles preguntas que la jefatura pueda hacer al empleado, para así mantener la seguridad respecto de la decisión.

Luego se deben considerar los trámites formales para la desvinculación con la empresa: carta de renuncia, la cual puede o no necesariamente presentarse ante la Inspección del Trabajo, copias de contratos de trabajo, cotizaciones obligatorias AFP, entrega de teléfonos móviles u otros equipos proveídos por la empresa y otros.

El último paso es la despedida final: retirarse de forma amable, educada y amigable, junto con un saludo de despedida para todos los compañeros de manera cordial durante el último día de trabajo.

Consejos para renunciar al trabajo

La primera imagen cuando alguien se plantea renunciar a su trabajo es mandando todo muy lejos. Sin embargo, la recomendación es siempre dejar la puerta abierta a cualquier cosa en el mercado laboral.

Incluso por desagradable que haya sido la experiencia, es importante no dejarse llevar por las emociones y terminar la relación contractual de buena forma.

A su vez, generar el momento, avisar con anticipación y ser agradecido por los buenos momentos en tu lugar de trabajo. Evidenciar una actitud positiva ante cualquier situación genera beneficios para cualquier persona en el plano emocional y psicológico.

Por lo demás, es importante tener un plan de negociación concreto en caso de querer retenerte y no quedar desorientado ante la posibilidad de continuar con mejores condiciones, y mostrarse dispuesto a dejar todo en orden con respecto a tus labores realizadas antes de abandonar el puesto de trabajo.

, , ,

Comments are closed.